Trekking con chicos en Córdoba: Rutas y recomendaciones

En este artículo te compartimos los 3 senderos más conocidos para hacer trekking con chicos en Córdoba y algunas recomendaciones a la hora de caminar en familia.

La provincia de Córdoba ofrece una gran variedad de paisajes y circuitos de trekking de diversa exigencia que la posicionan como un destino ideal para viajar en familia y permitirá a los más chicos enfrentar desafíos para entrar en contacto con la naturaleza.

Trekking a la Cascada de los Hornillos

A sólo 32 kilómetros de la ciudad de Córdoba, se puede acceder a esta caída de agua de unos 10 metros de altura, ubicada en el entorno de la Reserva Hídrica Natural Provincial Parque La Quebrada, en la localidad de Río Ceballos. Se trata de una de las cascadas más bellas de las Sierras Chicas, un lugar de gran belleza natural y fácil acceso.

Se puede llegar a pie desde el Paraje Pozos Verdes (hasta esa zona se puede acceder en auto) caminando por un sendero señalizado entre verbenas, manzanillas, violetas y helechos. Como en algunas partes hay que cruzar el río, es fundamental llevar un calzado con buena adherencia y mochila para ir con las manos libres.

Luego de aproximadamente una hora y media de caminata con un nivel de exigencia baja, la recompensa será una enorme boca de piedra de 10 metros de altura, por la que el agua desciende a través de paredes rocosas que desembocan en una olla, creando un hermoso paisaje. 

En esta instancia ya sólo queda disfrutar de un refrescante baño en verano, descansar en la orilla del río, tomar sol enfrente de la cascada y los más aventureros hasta podrán saltar desde las piedras y darse un chapuzón o podrán ascender por un sendero que se encuentra al costado de la cascada hasta un pozo de agua llamado la Olla del Puma.

Trekking al Pozo de la Ganza y nacimiento del río Icho Cruz

Para aquellas familias que buscan un lugar alejado del furor turístico, el Pozo de la Ganza es una espectacular olla del río Icho Cruz en medio de las Sierras Grandes de Córdoba. Un sitio ideal para visitar en otoño y primavera, cuando las temperaturas no son extremas, que comprende un entorno natural poco visitado y donde la naturaleza nos transporta a un lugar en el que se disfruta de un rato de tranquilidad, lejos del ruido de la ciudad. Además, durante el verano, la posibilidad de bañarse en la olla resulta una propuesta muy atractiva. 

El trekking comienza desde el antiguo camino de las Altas Cumbres, (el de los Puentes Colgantes) y se debe caminar aproximadamente durante 7 kilómetros entre pastizales y quebradas con atractivas vistas. La caminata no requiere de experiencia previa, tiene una duración de una hora aproximadamente y el sendero es de dificultad baja con moderados desniveles de terreno.

Al llegar encontrarás este pozo de agua cristalina que aparece escondido en las sierras. El gran tamaño de esta olla (mide 25 metros de diámetro por 15 metros de profundidad) y su carácter remoto hacen que sea un lugar muy exclusivo para aprovechar las aguas serranas.

Trekking al Salto de la Estancita

La cascada Salto de la Estancita se considera una de las caídas de agua más destacadas de las Sierras Chicas debido a su caudal y su altura de 13 metros. Este atractivo natural se ubica sobre las aguas del río Salsipuedes, en la localidad del mismo nombre, a 34 kilómetros de la capital cordobesa.

Para poder llegar desde Salsipuedes es necesario hacerlo a través del Camino del Cuadrado, por unos 10 kilómetros hasta el ingreso y 2 kms más de ripio. Luego se debe dejar el vehículo en el estacionamiento y transitar a pie unos 500 metros más. Finalmente hay que descender río abajo por una pendiente pronunciada hasta llegar a la cascada. Debido a que el camino puede ser resbaladizo, se recomienda llevar calzado adecuado.

Este hermoso balneario natural está rodeado de un paisaje serrano con una frondosa y verde vegetación repleta de flora autóctona y con varios senderos para recorrer. Es un lugar ideal para aquellas familias que quieran pasar el día al aire libre, relajarse con el sonido del agua o sumergirse y nadar en su refrescante olla.

Recomendaciones para hacer trekking con chicos en Córdoba

Hacer trekking en familia ofrece una oportunidad única para incorporar hábitos saludables, estimular la coordinación física y el equilibrio y brindarle a tus hijos algunos valores como la importancia del contacto directo con la naturaleza y el respeto por el entorno natural. Para evitar cualquier contratiempo y conseguir que toda la familia disfrute al máximo de un día de trekking es importante estar preparado. Te compartimos algunas recomendaciones:

  1. Planificar bien la ruta: Antes de hacer un trekking hay que informarse bien sobre los puntos de referencia, qué nivel de exigencia tiene, cuánto tardarás en hacerla, etc. En este sentido, es importante evaluar el recorrido priorizando el bienestar del niño sobre el deseo del grupo. Es preferible elegir una ruta corta a una más larga para que los niños no la pasen mal o no quieran seguir o, en su defecto, tengamos que cargarlos.
  2. Consultar la previsión del tiempo antes de salir: Siempre recomendamos chequear la previsión meteorológica del lugar del trekking ya que el clima puede cambiar de un momento a otro.
  3. Llevar el equipo correcto: A la hora de caminar es fundamental estar cómodo, que sea ropa ligera y con la que te puedas mover libremente. Además unas simples llagas en los pies nos pueden arruinar la experiencia, cosa que puede evitarse si usamos un calzado adecuado. También llevar una ropa de recambio por si los niños se mojan o bañan en algún sitio.
  4. Que no falten la comida y la bebida: Siempre calcular para tener más que suficiente agua para la ruta completa. No te debes arriesgar a un sendero sin llevar agua, sobretodo si no lo has hecho antes y no conoces el lugar. Además aunque la ruta sea corta y no tengas previsto parar a comer durante el recorrido, nunca está de más llevar algo por si acaso ya que los niños se cansan y también suelen tener sed y hambre a menudo. Siempre es mejor tener en la mochila algo para picar; puede ser una fruta, frutos secos o incluso algo de chocolate.
  5. Llevar un botiquín de primeros auxilios: No hace falta llevar demasiadas cosas pero lo justo para poder curar pequeñas heridas, golpes o picaduras. No te olvides de llevar repelente de mosquitos, protector solar, gorra y anteojos de sol.
  6. Mostrarles el entorno natural y cuidar el medio ambiente: Enseñale a tus hijos valores desde bien pequeños como, por ejemplo, el especial cuidado a la flora y fauna del lugar, el respeto por las comunidades locales, así como también que los desechos (no biodegradables) no se deben tirar nunca al suelo.

Contactate con nuestros guías de montaña expertos y viví una experiencia única con tus hijos con total seguridad. ¡A disfrutar del trekking con chicos en cordoba!