Cómo armar tu mochila de trekking

Cómo armar tu mochila de trekking de un día

Si bien hacer una salida a la montaña por el día no implica una preparación muy compleja, lo primero que debés saber es que la montaña puede presentar diversas condiciones durante un mismo día y tener en cuenta algunas recomendaciones básicas sobre cómo armar tu mochila de trekking de un día.

Por esta razón, hay que estar siempre preparado para las posibles contingencias meteorológicas, ir liviano pero no dejar fuera elementos que son indispensables para realizar la actividad de forma cómoda y segura.

En este artículo te contamos cómo armar tu mochila de trekking para una excursión de un día.

1)   Los imprescindibles: Comida y bebida

Emprender una aventura por la montaña implica cuidar los hábitos alimenticios para mantenernos con energía mientras caminamos y también para llevar sólo lo necesario.

Para hacer un trekking de un día recomendamos llevar alimentos que sean fáciles de comer y digerir mientras caminás, que no ocupen mucho espacio y que concentran una gran variedad de proteínas, minerales y nutrientes que son muy importantes para compensar el cansancio físico.

Algunas opciones pueden ser frutos secos, maní sin sal, pasas de uvas, granola y frutas. Las barras de cereales también se recomiendan ya que pueden aportar un empujón de energía sin necesidad de detener la actividad así como el chocolate que representa un gran aporte de calorías y energía.

Por otro lado, es de vital importancia llevar bebida ya que  aunque las botellas de agua resultan pesadas y ocupan mucho espacio, es fundamental mantener la hidratación durante la caminata (sobre todo si estás haciendo un trekking a gran altura) y tener una cantimplora a mano.

Siempre se recomienda llevar un poco más de agua de la necesaria y hacerlo en botellitas de medio litro porque te permite distribuirlas mejor en la mochila. Además recomendamos investigar previamente dónde hay fuentes naturales como arroyos y lagos para filtrar y rellenar las botellas a lo largo del recorrido y averiguar u observar si la zona tiene ganado (sobre todo vacuno) ya que tomar agua en esos arroyos puede hacernos mal.

2)   Elementos de supervivencia y botiquín de primeros auxilios

Para hacer una ruta de trekking de un día no es necesario cargar una mochila de más de 50 litros así como tampoco una carpa, utensilios para cocinar o bolsa de dormir. Tu mochila debe ser liviana y para ello, se recomienda una de 20 a 40 litros, dependiendo la ruta que elijas.

Si sos de los viajeros precavidos, asegurate de que no te falta un equipo de supervivencia mínimo que incluya un silbato, linterna, encendedor y una navaja multiuso.

Otro de los ítems que no debería faltar es un kit de primeros auxilios con los elementos básicos para tratar alguna lesión traumática y algún medicamento para el dolor de cabeza y/o dolor corporal. El botiquín es parte de los objetivos básicos de seguridad y  debería estar en un lugar seguro de tu mochila pero fácil de sacar ya que llevarlo puede salvarte de algún contratiempo cuando no haya atención médica inmediata.

Entre los principales medicamentos están los analgésicos, antiinflamatorios, antidiarreicos, anti picaduras, desinfectantes, cinta adhesiva y vendas. También es importante protegerte del sol con bloqueador solar y protección labial; no sólo para los lugares bien calientes, sino también en zonas frías y de gran altura para evitar quemaduras.

3)   Indumentaria, accesorios y cómo distribuirlos en la mochila

En cuanto a la ropa y accesorios, además de vestirte en capas, a la hora de armar la mochila para hacer un trekking de un día no debe faltar una capa de lluvia o rompe vientos impermeable, campera abrigada, gorra, guantes, anteojos de sol y una toalla pequeña de secado rápido.

Es muy importante que tanto la ropa como los elementos imprescindibles que estén en la mochila los coloques dentro de bolsas impermeables para que, en caso de lluvia, siempre estén secos.

Foto: Interfuerzas

Para que la distribución sea equilibrada, se aconseja colocar en el fondo de la mochila los elementos livianos y que menos vayas a utilizar durante la caminata (por ejemplo, la ropa extra).

Como se observa en el gráfico, cerca de la espalda deben ir los elementos pesados (normalmente es la comida) y frágiles y en la parte superior los objetos poco pesados y muy usados a lo largo de la caminata (por ejemplo anteojos de sol, protector solar, papel higiénico).

Finalmente, en los bolsillos laterales podés poner aquellos objetos más pequeños que necesiten un fácil y rápido acceso como el celular, las llaves del auto, etc. 

4)   Otros ítems que pueden servirte

Por último, si bien cada salida a la montaña es distinta y deberás preparar la mochila pensando en las condiciones climáticas y en lo que planees hacer, también podrían servirte algunos otros elementos como uno o dos bastones de trekking que permiten tener un punto de apoyo extra y evitar el desgaste en tus rodillas y tobillos, un GPS, repelente para insectos, pastillas potabilizadoras o calentador portátil a gas.

También es útil una linterna con pilas nuevas por cualquier contingencia y guardarla en una bolsita con las pilas fuera por las dudas que se prenda sola. Además no olvides llevar bolsas para recolectar la basura y los residuos que generamos durante la caminata.

Ahora que ya sabés cómo armar una mochila para un trekking de un día sólo falta elegir la ruta de senderismo en Córdoba que prefieras y salir a disfrutar de la aventura. Si sos principiante, contactate con nuestros guías de montaña expertos para vivir una experiencia única con total seguridad.

Y finalmente… cómo armar tu mochila de trekking?

Aquí te damos algunos tips para empacar. Depende del tamaño de la mochila, hay algunos criterios que puedes tener en cuenta:

  • Una mochila no debe pesar más del 15% de nuestro peso corporal.
  • Lo que va a mano siempre va en la parte de arriba y lo más pesado abajo.
  • Llevar la ropa dentro de una bolsa de nylon por si llueve.
  • Si la mochila tiene cinturón lumbar debe estar bien ajustado arriba de las crestas ilíacas (encima del huesito de la pelvis)
  • El agua debe estar a la mano para irse hidratando constantemente durante el trayecto.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *